Breaking News
Home > Finanzas > Blasfemia de un emprendedor.

Blasfemia de un emprendedor.

La actual situación de crisis económica nos conduce a insospechados caminos e inesperados derroteros. En los últimos tiempos convertirse en emprendedor, más que en un reto meditado, es ya una moda por las que muchos optan alegremente. Pero el resultado de iniciar una actividad emprendedora sin ningún criterio puede conducirnos al fracaso, a la frustración y a la pérdida del tiempo y el dinero invertido en ello.

[php snippet=1]
Para evitar las blasfemias comunes del emprendedor optimista y novato, hemos de tener en cuenta los siguientes aspectos:

Emprende solo en un sector o servicio que conozcas  y por el que sientas verdadera pasión. Si emprendes en un tema que desconoces, solo porque otras han triunfado en él, vas destinado al fracaso. Emprender requiere un esfuerzo constante y  solo conseguirás superar si te mueve la absoluta vocación por tu proyecto. Por ejemplo, si detestas las nuevas tecnologías ni se te ocurra emprender en este sector solo porque los grandes gurús de la informática triunfaron desde el garaje de su casa. Ellos triunfaron porque los motivaba su pasión. Así pues, emprende en aquello que motiva tu pasión.

Debes tener expectativas realistas y valorar hasta qué punto el proyecto o producto que ofreces tiene un mercado potencial de clientes. Por ejemplo, si eres un apasionado de los trajes de mariachi, de nada va a servirte invertir en ese producto en Noruega, pues es difícil pensar que tu negocio tenga en ese lugar cuota de mercado. La cuota de mercado es la piedra filosofal del emprendedor: lucha hasta encontrarla y abrazarte a ella.

Opta por la humildad, por preguntar a los expertos, por contactar con otros que hayan iniciado proyectos similares, por asesorarte por profesionales que te guíen en todos los aspectos del negocio. Nuestros familiares y amigos piensan que somos los mejores y que ya hemos llegado a la meta antes de haber emprendido la carrera, pero el mercado y el público es voluble y cruel y solo va a comprar un producto que lo enamore o que le resulte indispensable y/o apetecible que le de valor.

“Tu fe y tu pasión han de ser mayores que tu miedo” -Mario Alonso Puig-

• Por último, hay tres reglas básicas para triunfar: trabajar, trabajar y trabajar, pero de una forma inteligente. Solo con el trabajo aportando valor  se consigue el éxito, y hay que estar preparado para afrontarlo y para superar dificultades imprevistas que pueden presentarse en cualquier momento.

Una vez conocidas las blasfemias más comunes del emprendedor, te resultará más sencillo no caer en la trampa y emprender con humildad, esfuerzo y rigor profesional, en cuyo caso es más probable que logres el éxito.¡Suerte!

también puedes ver

COACHING PARA LA VIDA Y EL TRABAJO

M.D.O Nelly Zúñiga En los último años, se ha escuchado con gran frecuencia la palabra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies