Breaking News
Home > Finanzas > El primer habito para una economía sana

El primer habito para una economía sana

  En la actual situación económica todos estamos preocupados por intentar llegar holgadamente a final de mes. Conseguirlo no es una tarea fácil, la mayoría tenemos unos hábitos que nos cuesta abandonar y que van en detrimento de nuestra propia finanza: uso excesivo de tarjetas de crédito, compras compulsivas, no tener control de gastos, no priorizar los gastos…

Economizar no quiere decir gastar lo necesario y guardar lo que sobra. Practicamos economía gastando el dinero. La diferencia es que necesitas gastar en aquello que genera dinero, y gastar menos en lo que puede suponer más gastos.¿Sabes exactamente cuánto dinero ingresa y cuánto gasta cada mes?¿Cuenta con una reserva de dinero para los gastos imprevistos?En líneas generales podríamos decir que para gozar de una buena salud financiera, independientemente de los ingresos de los que dispongamos, el primer paso y quizás el más importante sea el de planear y controlar nuestras finanzas personales. 

[php snippet=1]

Tener hábito y disciplina de ahorro para cubrir situaciones difíciles o inesperadas y un buen control de gastos es la base principal para optimizar al máximo nuestros ingresos y conseguir que nuestra economía fluya correctamente. Para comenzar debemos conocer cuál es nuestra situación económica por lo que es importante hacer un balance sincero de gastos e ingresos, en función a los resultados obtenidos deberemos realizar un plan financiero que se ajuste a nuestra situación real y a nuestro presupuesto mensual. No podemos gastar más de lo que generamos, es el principio básico de toda economía.

Evitar los excesos y distribuir correctamente el presupuesto mensual es la clave para conseguir una economía saneada. Todos disponemos de gastos fijos que hay que cubrir mes a mes y, según los expertos en la materia, en un buen plan financiero el 30% del presupuesto mensual debe de estar destinado a alimentación, el 20% a gastos de vivienda y un 10% a obligaciones fijas como facturas de electricidad, telefonía, tarjetas de crédito… el sobrante es el que debemos saber manejar correctamente para que nos permita tener la holgura económica deseada y una buena idea es la de invertir en un producto de ahorro complementario que nos ayude a cubrir necesidades futuras.

En resumen, evitar malos hábitos y consumir de manera consciente, responsable y realista en función a nuestros ingresos es la única forma de garantizarnos una situación económica favorable. 

también puedes ver

COACHING PARA LA VIDA Y EL TRABAJO

M.D.O Nelly Zúñiga En los último años, se ha escuchado con gran frecuencia la palabra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies