Breaking News
Home > Motivación > ¿Este año será diferente?

¿Este año será diferente?

Cerramos un año más, y son fechas que  nos hace reflexionar echamos la mirada atrás y hacemos un balance de lo que fue este año que termina, que salió bien y que salió mal. Irremediablemente nos damos cuenta que muchos de los propósitos y metas que escribimos o que fijamos no fueron alcanzados. Pero como en años anteriores decimos “ESTE AÑO SERA DIFERENTE”

Es de sorprenderte con qué facilidad nos engañamos a nosotros mismos…

Ya lo comento Albert Einstein – “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”

El porqué de este autoengaño se encuentra en nuestra más poderosa herramienta, nuestra mente. Si no entiendes porque no consigues los objetivos que te marcaste; presta atención, hay una explicación  que pienso es la más acertada.

Nuestra mente consciente y lógica: planifica, traza nuevas metas, visualiza  y dice “Esto lo lograre es perfecto para mí, quiero conseguir esto y modificar  eso otro, porque mejorara mi vida, aunque tenga que trabajar duro conseguiré los medios” te pones en acción y estableces una estrategia crees que no es suficiente y contratas un Coaching (Entrenador personal) este trabaja en tu objetivo y te plantea una serie de pautas y es aquí cuando tu mente NO CONSCIENTE entra en acción. En un primer momento está de acuerdo con tu mente lógica motivada por el placer que le reporta conseguir esos objetivos, pero ninguna meta, objetivo, proyecto, logro está libre de esfuerzo o dedicación inicial y muchas veces esto te mueve de la zona de tranquilidad, la cual le encanta a tu mente no consciente.

Es cuando surge el estancamiento, no avanzamos porque nuestra mente no consciente detecta que el precio que hay que pagar para lograr ese objetivo puede tener riesgo.

“Un barco en el puerto está seguro. Pero no es para eso que se construyen los barcos” William Shedd.

La zona no consciente de nuestra mente quiere mantenernos seguro ante  cualquier peligro y  utilizara sus mejores armas para convencer a la mente consciente del peligro que corre. Es en este momento cuando nos olvidamos de ese propósito, meta, sueño o idea.

Conozco que se siente estar allí, es una situación que te paraliza y comienzas a buscar las razones o escusas más lógicas que puedes encontrar para autojustificarte.

Lo primero, para lograr lo que quieres es no olvidarte de la zona de tu mente que te protege y negociar con ella. Hazte  esta pregunta ¿Qué es lo peor que puede pasarme si ocurre esa situación de peligro? Plantéate un plan B. El segundo paso es tener una dirección y centrarte en pequeños objetivos.

también puedes ver

Existencias Miserables

A pocos días de finalizar el año, traigo este tema a consideración para tomar conciencia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies